Chistes

Compilado d chistes q encontre
Llega un niño al barbero y le dice:

—¿Me puede cortar el pelo mas largo del lado derecho que del izquierdo, en capas de atrás pa’lante, de punta en el medio, que no se pueda acomodar, con un remolino de este otro lado y desigual enfrente?
—Oiga, pero eso está muy difícil … respondió el barbero……….
—¿Verdad que sí? Pues así me lo dejaste la vez pasada,
¡barbero de mierda!

Dos hombres pegándose y un niño se acerca a un policia.
—Venga rápido, que estan pegando a mi padre!
—¿Cuál de los dos es tu padre?
—No sé, por eso se pegan.

Un señor va con su hijo de nueve años al aeropuerto, y deciden montar en taxi. En el camino, el niño se fija en varias señoras en una esquina, vestidas llamativamente.
—¿Qué hacen esas chicas ahí, papi?
El padre, intentando proteger la inocencia del chico, contesta:
—Son chicas que van a un baile de disfraces, y están esperando a que vengan sus novios a recogerlas.
El taxista, sin embargo, no está satisfecho con la respuesta, y pese a las muecas que empieza a poner el padre, dice:
—Mire, no creo que sea bueno que oculte las cosas de la vida al muchacho. Mira, muchacho, esas mujeres son prostitutas, venden su cuerpo por dinero. Son putas.
Al padre le está a punto de dar un síncope, pero intenta contener su furia, y un terrible silencio desciende sobre el taxi. El niño, para romper el hielo, pregunta:
—Pero papi, ¿y esas mujeres tienen hijos?
—Claro, muchacho, ¿de dónde te crees que vienen los taxistas?

Una madre y su hijo:
—Teofanes! Que quieres para desayunar?
—Tostadas,¡me cago en La puta madre que me parió!
—Teofanes no digas eso que se lo voy a decir a tu padre.
A la mañana siguiente:
—Teofanes! Que quieres para desayunar?
—Tostadas, ¡me cago en La puta madre que me parió!
—Teofanes no digas eso que se lo digo a tu padre.
A la mañana siguiente:
—Teofanes! Que quieres para desayunar?
—Tostadas, ¡me cago en La puta madre que me parió!
—Teofanes, ahora mismo se lo digo a tu padre.
El padre va y le pega una buena somanta de palos.
A la mañana siguiente:
—Teofanes! Que quieres desayunar?
—Tostadas, ¡no me cago en La puta madre que me parió!

—Mami, en la escuela me llaman envidioso.
—Mándales pa’l  carajo.
—¿Ah, sí? O sea, ¿que vayan ellos y yo no?

Llega un muchacho a casa lleno de arañazos sangrientos.
—Hijo, ¿qué te ha pasado?
—Nada, mami, iba por el parque y me caí sobre los rosales.
—Pero en el parque no tenemos rosales.
—Digo, iba en moto y me  caí.
—¡Pero si no tienes moto!
—Fue la rama del árbol en la  entrada, tropecé y me caí.
—¡Tampoco tenemos un árbol  en la entrada!
—Bueno mami, ¿sabes qué? ¡El gato es mío y hago con él lo que me da la  gana!

Le dice un niño a su  padre
—  Papá, hoy en la clase de lengua nos han exlplicado el significado de las  palabras «hipotéticamente» y «realmente». Pero, la verdad, no me ha quedado  claro. ¿Puedes ayudarme?
—Mira, Frank, te lo  explicaré con un ejemplo. Pregúntale a tu madre si se acostaría con otro señor  por $25.000.
El niño, ni corto ni perezoso, se dirige a su madre y le  espeta:
—Mama, ¿tú te acostarias con otro señor a cambio de  $25.000?
—Ay, hijo mio. Claro que sí. No sabes lo bien que nos vendría $25.000  para pagar las deudas y llegar a fin de mes…
Frank le cuenta esta  respuesta a su padre y éste le dice:
—Pues ahora dile lo mismo a  tu hermana Mery.
El niño, curioso, se dirige  a su hermana mayor y le hace la pregunta.
—Mery, ¿tu te irías a  la cama con un señor si te dan $25.000?
—Naturalmente. ¿Tu sabes la  ropa que podría comprarme con $25.000?
El niño regresa donde está  su padre y le explica el resultado de esta segunda encuesta.
—Pues ahora, Frank,  pregúntale lo mismo a la abuela.
Y así lo  hace:
— Abuelita, perdona la pregunta, pero ¿tú te acostarías con un señor por $25.000?
—¿Acostarme con un señor y que además me den tanto dinero? No quiero  engañarte, sí lo haria.
Ya muy inquieto, el chico le  cuenta a su padre la respuesta de la abuela.
—Pues ahora, hijo, entenderás la diferencia entre «hipotéticamente» y «realmente». En casa,  hipotéticamente tenemos $75.000. Pero realmente, tenemos tres  putas.

En un colegio femenino muy selecto, durante la clase de Biología, el profesor Tovar pregunta:
—Señorita Irujo, ¿podría usted nombrarnos el órgano del cuerpo humano que, en las condiciones apropiadas, se expande hasta multiplicar su tamaño por seis, y explicar cuáles son dichas circunstancias?
La aludida se sonroja inmediatamente, pero se levanta y dice:
—Con perdón, profesor Tovar, pero yo diría que esta no es la pregunta más adecuada para hacerle a una dama. Prefiero no contestar.
Y a continuación se sienta muy digna. El profesor Tovar , sin inmutarse, dice:
—Señorita García, responda usted.
—La pupila del ojo, bajo iluminación muy débil.
—Correcto. Y ahora, señorita Irujo, déjeme decirle tres cosas. Primero, usted debería haber estudiado la lección. Segundo, tiene usted una mente obscena impropia de una señorita. Y tercero, algún día se llevará usted una amarga decepción.

Suena el teléfono. El niño  lo coge.
—Hola, hijo. Está mamá?
—Esta en la  cama.
—¿En la cama? ¿Sola o acompañada?
—Acompañada.
—Pues mira: haz todo lo que yo te diga. Coge un cuchillo del primer  cajon de la cocina y con el mata a mama y al señor que lo  acompaña.
Al cabo de unos minutos, cumplida la misión, el niño se vuelve a poner al  telefono.
—¿Has hecho todo lo que te he dicho?
—Sí.
—Esta el cuchillo ensangrentado?
—Sí.
—Pues ahora hay que hacer desaparecer el arma. Tiralo a la  piscina.
—¿Piscina? ¿Qué piscina?
—Huy! ¿Este no es el 302 04  04?

—Mamá, hoy en el colegio hemos aprendido a hacer explosivos.
—Muy bien, Jonathan. ¿Y mañana qué aprenderán en el colegio?
—¿Qué  colegio?

—Papa coche
—Si hijo mio un coche
—Papa Flor
—Si hijo mio  una flor
—Papa nube
—Si hijo mio una nube
—Papa molino
—SI hijo mio un molino
—Papa molino
—Si hijo mio otro molino
—Papa Molino
—SI hijo molino
—Papa meoliné

El padre le dice a su hijo:
—Hijo mío, acuérdate de  George Washington. Cuando él tenía tu edad, era el primero de la clase.
—Sí,  papi. Y cuando él tenía la tuya, era presidente de los EEUU.

Un matrimonio envió a su hijo al siquiatra. Cuando regresó, su madre le pregunto que le había dicho el médico.
Pues, según él, tengo un complejo de Edipo.
¡Qué Edipo ni qué Edipo!, exclamó la mujer. ¡Tú lo que tienes que hacer es seguir queriendo a mamá!.

Fue un ganadero al despacho de un abogado y le dijo:
GAN—La vaca de mi vecino se  metió en mis tierras y parió un becerro. ¿De quien es el  becerro?.
ABG—Por supuesto suyo, ya que ha nacido en sus  tierras.
Mas tarde fue el vecino del ganadero, que también era ganadero, al mismo  abogado y le dijo:
GAN—Tengo una vaca que se  ha metido en las tierras de mi vecino y ha parido un becerro. ¿De quien es el  becerro?
ABG—Por supuesto suyo, ya que la vaca es suya.
Cuando se marchó, el hijo  del abogado, que también era abogado y estaba haciendo las prácticas en el  despacho del padre, le preguntó ¿Cómo es posible que le hayas dicho a ambos  ganaderos que el becerro era de cada uno?.
A lo que el padre le  contestó:
Hijo, calla y aprende o es que no te das cuenta que el becerro es  nuestro.

—Hace mucho que no nos vemos. Veo que tienes trillizos…
—Eh… bueno, es que el niño es muy nervioso…

—Papá, en el colegio me llaman mafioso.
—No te preocupes, ya iré a hablar con el director.
—Bueno, pero que parezca un accidente.

Mamá, mamá, en el colegio me llaman peludo.
—María, ven corriendo, que el perro está hablando.

Una mujer esta bañando a su hijo por el procedimiento de sujetarle de las dos orejas y meterlo y sacarlo en el barreño. El pobre niño esta chillando como loco, así que aparece el padre.
—¡Pero María! ¡Qué bestia! ¡Cómo bañas así al niño?
—Pero hombre, tú qué quieres, ¿que me queme las manos? Pues anda que no esta caliente el agua ni na!!

Mamá, mamá , el lechero está aquí, ¿tienes dinero o tengo que salir a jugar a la calle?

Un niño en la  escuela.
—A ver, dime los Reyes Godos.
—Isabel y  Fernando.
—¿Ah, sí? Entonces, quiénes son los Reyes Católicos?
—Gaspar, Melchor y  Baltasar
—No me digas, ¿y entonces quiénes son los Reyes  Magos?
—Ay, maestro, los Reyes Magos son los padres.

—Mamá, en el colegio me  llamán maricón…
—Y a mí,  ¿qué?
—A  ti, puta.

Chistes religiosos:

Un próspero fabricante de clavos, tratando de ampliar su negocio, decide armar una estrategia publicitaria a nivel internacional.Luego de recorrer varias agencias, decide encargársela a una agencia publicitaria.
—Mire, amigo, mi empresa se dedica a la fabricación y venta de clavos, quiero una publicidad para los medios televisivos, que destaque y haga hincapié en la calidad de mis clavos. «No se preocupe», le contesta el publicista, «para la semana que viene se la tengo lista.» A la semana siguiente, el empresario vuelve a la agencia, y le presentan una muestra de un aviso televisivo que, con medio minuto de duración, muestra una escena de la crucifixión de Jesucristo. La virgen María aparece llorando a los pies de su hijo, los soldados romanos burlándose y Jesús clavado en la cruz. En lo alto de la cruz, donde generalmente aparece la inscripción «INRI», en cambio aparece la leyenda: «CON CLAVOS TEOFANES GONZÁLEZ, NI CRISTO SE DESPEGA».
El empresario al verlo se pone como loco y grita furioso:
—Pero que hizo, animal!!!, Usted de veras pretende poner este aviso en todos los medios del mundo!!! La tercera parte de la población mundial es cristiana, no me va a comprar clavos nadie!!!»
—«Disculpe, entonces ¿qué clase de aviso quiere?»
—«Uno que destaque la calidad de mis clavos, hágalo como quiera pero no ponga a Cristo clavado con mis clavos!!!», grita el hombre y se va.
A la semana siguiente, el tipo vuelve a la agencia. Le proyectan el siguiente aviso.Aparece Jesús, semidesnudo corriendo por las calles, huyendo de una horda de soldados romanos que lo persiguen. al final del aviso, mientras corren tras Jesús, uno de los soldados le dice al que corre a su lado:
—«Viste, te dije que usáramos Clavos «TEOFANES González» !!!

Adán le dice a Dios :
—Dime, Dios, ¿por qué hiciste a Eva tan agradable?
—Para que te encontrases a gusto con ella.
—ah… y dime, ¿por qué la hiciste tan sexy?
—Para que te puedieses enamorar de ella.
—ah… y dime, ¿por qué la hiciste tan idiota?
—Para que ella tambien se pudiese enamorar de ti.

Están Moisés, Jesús y un viejo jugando al Golf. Sale Moisés, y la bola se le va al agua. Se acerca al lago, hace que las aguas se abran, golpea, y hoyo en dos golpes. Le toca a Jesús. Golpea, y la bola se va al agua. Pero, cómo no, en vez de hundirse, flota. Se acerca Jesús andando por el agua, golpea, y hoyo en dos. Por último le toca al viejecito. Golpea, y la pelota va al agua. Pero justo antes de caer, sale un pez y coge la bola. antes de que vuelva el pez al agua una gaviota coge el pez y se lo lleva volando. aparece de repente un halcón, que asusta a la gaviota que en consecuencia suelta al pez, el cual a su vez escupe la bola, la cual describe una parábola que la lleva directamente al agujero, y hoyo en uno. Y dice Jesús, «Mira, Papá…. Si empiezas a hacer de las tuyas lo dejamos, ¿eh?»

Esto es un misionero que está en plena selva y se encuentra de bruces con un león que estaba casi muerto de hambre. El misionero se asusta y se pone de rodillas, empezando a rezar dice:
—Padre, infunde a éste pobre león sentimientos cristianos…
Se oye un silencio … y de buenas a primeras el león se pone de rodillas, diciendo:
—Padre, bendice éstos alimentos que voy a recibir …

—¿Qué puedo hacer con mis pecados, señor cura?
—Ora.
—Las tres y cuarto, pero ¿qué puedo hacer con mis pecados?

—Padre, he pecado con una  mujer casada.
—¡Eso es terrible! ¿Quién es?
—No, padre, no se lo diré. No quiero que se sepa de quién se trata.
—¿Acaso la mujer del zapatero?
—No, padre.
—¿Quizás la del carnicero?
—No, padre.
—Ya sé: ¡la del farmacéutico!
—No, padre. Ya le he dicho que no quiero que se sepa de quién se trata.
—Entonces, si no me lo dice, tendré que negarle la absolución…
El hombre sale de la iglesia y se encuentra con un amigo.
—¿Cómo va todo?
—No me ha dado la absolución, ¡pero tengo tres direcciones fenomenales!

Tres estudiantes de teología van a hacer un examen oral. al primero le preguntan:
—A ver, hábleme sobre el pueblo de Israel.
—Maticemos: ¿antes o después del Éxodo?
—¡Vaya! Usted conoce el temario. ¡Aprobado!
Llega el segundo. Le preguntan:
—Veamos, hábleme sobre los milagros bíblicos.
—Maticemos: ¿los milagros del antiguo Testamento o los del Nuevo?
—¡Caramba! Usted sí que sabe. ¡Aprobado!
El tercero, que no tenía ni idea, piensa: «Está claro; cuando me pregunten, diré «Maticemos» y luego algo lógico relativo a la pregunta».
Cuando el examinador le pregunta:
—Vamos a ver, hábleme sobre el Padre Nuestro.
—Maticemos: ¿el suyo o el mío?

San Pedro atiende a un cantante español que acaba de fallecer. Se dispone a rellenar su expediente de entrada en el cielo.
— ¿Nombre?
—Julio Iglesias.
—¿Estado civil?
—  Bueno, he estado casado con Isabel Preysler, pero he tenido como amantes a las  mejores modelos del mundo.
—¿Hijos?
—Cinco, los dos más jóvenes  sabían cantar. Los más mayores se dedicaron también a la  canción.
—¿Domicilio en la tierra?
—Bueno, tenía una inmensa y  lujosa mansión en Miami, otra en Hollywood, otra en una isle del Caribe, otra en  la Costa del Sol…
—Bien, bien… ¿Otras  propiedades?
—Sí: un Ferrari Testarosa, dos yates, un Rolls Royce, una limousine, un  helicóptero, dos aviones…
—De acuerdo. Bueno, pase.  No sé si le gustará…

Va una monja a la consulta de su médico y le dice:
—Doctor, hip! no si hip! que me pa hip! pasa.
—Pues eso es que usted está embarazada.
al decir esto el doctor, la monja se va corriendo…
al dia siguiente va la hermana superiora a la consulta del médico y le dice:
—Pero que le ha dicho usted a Sor Maria?
—Nada le he metido un susto para que se le pase el hipo.
—SUSTO? SUSTO?, SUSTO EL QUE SE HA METIDO EL CURA QUE SE HA TIRADO DEL CAMPANARIO!

En el confesionario.
—Monseñor, me confieso que soy homosexual.
—¡Uy! Pues entonces llámame  Montse…

Dos ingenieros en la terraza de un edificio recien construido.
—La aerodinamica de este edificio es algo increible, una maravilla de la tecnica. Mira, si te tiras de aqui al suelo (450 pisos) la friccion con el aire aumenta a medida que te acercas al suelo, y cuando llegas a el, vuelves a subir!!!
—Vamos, tu me tomas por tonto o que?
—No, no, en serio, quieres verlo?
—Si, vamos, tirate.
Total que se tira el primero y desaparece de la vista. al cabo de un ratito vuelve a aparecer vivito y coleando hasta que se vuelve a posar suavemente en la terraza del edificio. El otro se queda asombrado y dice:
—Increible! Increible!! Nunca lo hubiera pensado. Voy a intentarlo
Total que se tira el segundo. Desaparece de la vista, y el primero empieza a esbozar una sonrisilla. al cabo de unos segundos aparece de nuevo, ascendiendo de forma suave y mirando al primero. Cuando ya esta cerca de la terraza dice:
—Oye,  sabes que para ser un angel eres un poco cabrón.

Como de costumbre el Papa esta listo para ir a jugar bingo en una iglesia americanizada que queda cerca del Vaticano. El chófer de su limosina llega tarde a recogerlo lo cual pone nervioso al Papa.
Papa: apresúrate que llego tarde para jugar mi bingo.
chófer: Ok, Ok. Pero recuerde que el límite de velocidad es 20MPH.
Después de haber recorrido par de millas, el Papa no puede resistir
la lentitud.
Papa: Te ordeno en el nombre de la Cruz del Calvario que pares.
ahora yo voy a conducir. asi llegare a tiempo.
Su chófer obedece y se sienta atras en la limo mientras el Papa pisa
el acelerador y en cuestion de minutos va a 75MPH en una zona de 20MPH. No pasa desapercibido, ya que inmediatamente una patrulla de policia le ordena que pare. El Papa obedece, y baja su vidrio. El policia se le acerca y dice:
Policía: ¿Por qué las prisas? ¡Uuuups! Espere un momento.
El policía regresa a su patrulla y llama a su comandante.
Policia: 10—4. Tengo una situación dificil. Paré a un auto que iba
a 75MPH en una zona de 20MPH.
Comandante: Yo no veo ningun problema. ¡Dale la multa maxima para que aprenda!
Policía: Pero usted no entiende. EL tipo parece ser muy importante.
Comandante: No puede ser tan importante. Los jefes de la mafia tienen
una reunion en New Jersey este fin de semana. Esto esta limpio de mafiosos hasta el lunes.
Policía: Yo no se. Pero insisto, este tipo es alguien importante.
Comandante: ¿Cuan importante?
Policía: ¡Su chófer es el Papa!

Un gentío hebreo se avalanza sobre una prostituta; sale Jesús y le dice a la multitud:
—Aquel de vosotros que este libre de pecado, que tire la primera piedra.
Entonces una  viejecita sale del grupo, se agacha, coge un pedrusco y se lo tira a la pobre  puta, abriendole la cabeza y tirándola al suelo
cubierta de sangre, matandola  en el acto. Entonces Jesús dice:
—De verdad que a veces me irritas,  mamá.

Esto son dos curas y un rabino. El primero ingles y otro Francés, que están discutiendo la manera de repartir las limosnas.
INGLÉS: Nosotros tenemos un método que nos va muy bien, trazamos un circulo en el suelo, tiramos las monedas al aire, las que caen dentro, se las ofrecemos a Dios, y las otras para la parroquia.
FRANCÉS: ah!, el nuestro, es mejor, trazamos una línea recta en el suelo y tiramos las monedas, las que caen a la derecha se las ofrecemos a Dios, y las otras, para la parroquia.
Rabino: El nuestro el mejor, tiramos las monedas al aire, ¡LAS QUE COGE DIOS PARA EL! ¡Y LAS OTRAS PARA LA PARROQUIA!.

Esto era un pastor irlandés que vivía solo en unas montañas con un perro. Un día se muere el perro y el pastor baja al pueblo y se dirige a la Iglesia.
—Padre, se me ha muerto el perro. Podría usted decir una misa por la pobre criatura?
—No, mira, no podemos celebrar servicios por un animal en la iglesia. Pero en el pueblo de al lado hay un cura hereje de una de esas extrañas denominaciones, y lo mismo esta de acuerdo.
—Pues muchisimas gracias. Por cierto, tiene usted alguna idea de  cuanto podría donar por el servicio? Serian 1.000 dólares apropiados?
—Pero hijo, por que no empezaste diciendo que el perro era católico?

En Italia hay una crisis y el sector de la avicultura esta arruinándose, así que un día va un representante de las granjas de pollos a ver al Papa y le dice:
Mire, estamos dispuestos a hacer un donativo a la Iglesia de un millón de dólares si cambia la Biblia, y donde dice «el pan nuestro de cada día» pone «el pollo nuestro de cada día».
No.
Bueno, diez millones.
No.
Cien millones.
Hum… comprenda que no podemos manipular la palabra de Dios…
Mil millones.
De acuerdo.
Un par de días después, el Papa se reúne con el Consejo General del Vaticano y les dice:
Tengo una noticia buena y otra mala. La buena es que hemos ganado mil millones de dólares. La mala es que hemos perdido nuestro contrato con el gremio de panaderos.

Un par de monjas llaman a la puerta de una casa y les abre una niña
¿Nos podrían dar algo para el  asilo?
¡Abueeeelo, sal!

Esto es que esta Jesús en las puertas del cielo relevando un rato a San Pedro y viene un hombre viejo.
¿Quién es usted, anciano?
Pues no lo recuerdo, es que tuve un accidente y…
Pero sabrá a que se dedicaba.
Yo era carpintero.
(Jesús se emociona un poco)
Y de su familia ¿no recuerda nada?
Pues, tuve un hijo que nació en circunstancias milagrosas y…
(Jesús todo emocionado)
¡¡¡¡¡ PAPA!!!!!
¡¡¡¡¡ PINOCHO!!!!!

Estaban dos curas  gallegos explicando la Biblia a sus alumnos. Uno de ellos les dice:
…Y Jesús le dijo a Lázaro: Lázaro levántate y anda!. y Lázaro se levanto y ando.
El otro cura: ¡Anduvo idiota!.
Bueno anduvo idiota al principio, pero luego ando normal.

Un obispo echándole la bronca a un cura de pueblo: ¿Qué te pongas vaqueros en vez de sotana? Esta bien. ¿Qué te pongas camisas hawaianas? Esta bien. ¿Qué te pongas un zarcillito en la oreja izquierda? Esta bien. ¿Qué te hagas una coleta con el pelo que tienes? Esta bien. Pero que en Semana Santa pongas un cartel de ‘Cerrado por defunción del hijo del Jefe’ eso si que no.

Está San Pedro en las puertas del cielo, pero se acuerda de que tiene que resolver un asunto en la gestoría y llama a un angelillo novato…
—Oye, andrés, mira. Tengo que ir un segundo a hacer unas gestiones, así que te dejaré encargado de las puertas del cielo, vale?
—Y qué tengo que hacer?
—Nada. Tú al que venga le observas un poco y según le veas le dejas pasar o no.
—Ah. Y cómo sé cómo es?
—Hum… Veamos. Ya sé. Toma, una Biblia y 100.000 pesetas. El que coja la Biblia le dejas pasar, y el que coja el dinero lo mandas al Infierno.
—Vale.
Total, pasa el tiempo y llega un tío.
—Hola, San Pedro.
—No, soy andrés. San Pedro está en un recado.
—Ah. Y que tengo que hacer?
—A ver. Toma. Qué escoges, la Biblia o el dinero?
—Yo? La Biblia, claro…
—Venga, p’al cielo.
En esto que llega otro…
—Qué coges, Biblia o dinero?
—Eh! 100.000 pesetas. Tráe pa’cá, trae…
—Sí, hombre. Hala, al puto infierno…
Llega un tercero…
—Qué coges, Biblia o dinero?
Y el tío empieza a leer la Biblia..
—Mira, el éxodo… —Y pone un billete para marcar.
—Y el libro de Job… —Y pone otro billete.
—Eh! Los Jueces… —Más billetes…
—El apocalipsis… —Más dinero en la Biblia…
andresito se queda pensando… «Qué hago? Jo, el tío se sabe la Biblia de memoria.. en fin, le dejaré pasar.» —Pasa, anda, pasa.
Llega San Pedro al rato…
—Qué tal andrés?
—Bien, ha llegado uno que cogió la Biblia y le dejé pasar; luego llegó otro y cogió el dinero. Le mandé al puto infierno…
—Bien…
—Pero luego llegó otro que empezó a leer la Biblia mientras metía billetes entre las páginas, y …
—Joder, Andrés, ya se te coló otro del Opus!

—Era una iglesia tan pobre que la misa del Gallo la daban con avecrem.

La monja que pinta mejor : Sor Olla
La monja mas fuerte : Sor—zenaguer
La monja mas fresca y mas sabrosa : Sor Bete

Un hombre comete un pecado bastante gordo que no viene a cuento explicar, y como penitencia decide meterse en la orden de cartujos mas severa que puede encontrar. al entrar habla con el padre superior, que le explica como es la vida en el convento.
—Mira, te tendras que levantar a las cinco de la madrugada. Trabajamos en el campo unas doce horas diarias, y vamos a misa cuatro veces al dia. Tendras que hacer penitencia todas las mañanas, y pasar varias horas rezando y meditando. Solo hacemos dos comidas al dia, y los domingos y festivos son un poco mas duros. No volveras a salir del convento durante tu vida, ni tendras nunca mas noticias de tus amigos ni familiares, casi como si estuvieras haciendo un doctorado en los USA, y tienes que hacer los votos de pobreza, castidad y obediencia. ademas, solo puedes decir dos palabras cada diez años.
(Para los propositos del chiste, el padre superior esta exento de la ultima parte.)
Total, que el tio se queda en el convento. al cabo de los diez primeros años, va al despacho del padre superior y le dice :
—Habitacion fria.
—Si, claro, es que como el convento no tiene dinero para reparar el techo… pero haz un esfuerzo y piensa en el amor divino que… (total, que le suelta un rollo tremendo para no hacer nada)
Pasan otros diez años, y este hombre vuelve a ver al padre superior.
—Comida mala.
—Ya, pero es que debes comprender que no estamos aqui para dedicarnos a los placeres carnales, sino que…
Vamos, que le larga otro rollo para que se vaya contento. Tras otros diez años, vuelve a verle.
—Cama dura.
—ah, no, mira, eso si que no, una cosa es no tener mucha vocacion y no poder soportar una vida austera, pero esto me empieza a parecer lujuria, para evitar los malos pensamientos te doblaremos tu trabajo y… (Y sigue un rollo mas agrio que los otros)
Total, que al cabo de otros diez años, este hombre ya es un viejo amargado; se ha pasado la vida puteado en el convento, y ademas no ha conseguido ni siquiera hacer una tesis, asi que va al despacho del padre superior y le dice :
—Me voy.
—Coño, tio, pues vete ya, joder, que cada vez que abres el pico es para quejarte.

En el confesionario:
Padre, me acuso de haberme acostado con el cura de la iglesia que hay  enfrente. Esta bien, hija, reza un par de padrenuestros y tres avemarías.  Pero la próxima vez, recuerda que esta es tu parroquia…

Una madre va por la calle  llamando a su hijo:
¡ Coné, Coné!
Una  señora que pasaba por alli,le pregunta:
¿Por qué le llama Coné?
Porque  cuando le íbamos a bautizar,el cura nos preguntó:
¿Cómo se llama el niño?
Pues,  Ugenio.
Y el cura respondió:
Será con E.
Pues  como usted diga, y por eso se llama Coné.

Un hombre escribe a Dios: Necesito desesperadamente 100 libras. Por  favor, Señor, ayúdame. Pone el Cielo como dirección de la carta y la echa al  buzón.
La misiva es abierta en una muy especial oficina de correos, cuyos caritativos empleados deciden hacer una colecta. Reúnen 80 libras y se las envían con la nota: De Dios con amor.
al día siguiente una nueva carta llega a la sucursal: Gracias, amado Señor, por responder a mi petición. Pero creo que debes saber que esos miserables de la oficina postal ¡Se han quedado con 20 libras!

Esto es un conductor de  camiones que transporta 75 toneladas de nitroglicerina y justo en lo mas alto de  un collado se da cuenta de que no tiene frenos y empieza a bajar cada vez mas  rápido. El camión va derrapando como si fuese una moto, esquivando como puede a  los coches que vienen en dirección contraria. Va trotando todo el rato, porque  el firme de la carretera esta lleno de baches, y de vez en cuando choca  ligeramente con el muro que hay al lado de la carretera. El conductor intenta en  vano encontrar algún desvío, y al final el camión se sale de la carretera por  una curva que da a un precipicio profundísimo.
El desgraciado conductor  intenta quitarse el cinturón de seguridad, pero se ha atascado; mientras el  camión va cayendo, puede cortarlo con una navaja que se le escurre entre los  dedos varias veces, porque los tiene llenos de sudor. Intenta abrir la puerta,  pero en uno de los choques contra el muro se ha deformado y es imposible  moverla, así que coge el extintor y empieza a golpear el parabrisas; como es de  cristal superresistente le cuesta mucho, pero al final consigue romperlo y  salta.
Sin embargo, se engancha con los pantalones en uno de los hierros;  intenta soltarse, pero es imposible, así que se los quita y por fin sale del  camión. a pesar de que no ve nada, porque ha perdido las gafas, consigue  agarrarse a una ramita. En ese momento, el camión explota con tanta violencia  que a su alrededor cae una lluvia de fragmentos ardiendo y se produce una  avalancha encima de él. El hombre aguanta como puede los golpes de las piedras  en la cabeza, pero la ramita es demasiado pequeña y se desprende.
El  camionero baja rodando por el barranco, golpeándose con todas las piedras, casi  pierde el conocimiento, hasta que consigue agarrarse a un cardo borriquero y  cree estar a salvo; sin embargo, debajo de esa rama hay una colmena. Nuestro  hombre es alérgico al veneno de las abejas, pero como no puede soltarse porque  la caída seria mortal, aguanta impasible sus picaduras.
Transcurre un rato que le  parece una eternidad hasta que oye unos gritos; le dicen que le han visto y que  van a llamar a la policía. No hay ningún teléfono cerca, así que tienen que ir  hasta el pueblo más cercano, a 20 kilómetros de distancia; un atasco impide que  la ayuda llegue pronto, y cuando llega la policía, se dan cuenta que van a  necesitar cuerdas para llegar hasta el fondo para rescatarle, y vuelven a por  ellas.
El camionero aguanta varias horas bajo el sol ardiente, que le produce  quemaduras de tercer grado, pero al final es rescatado. Entonces uno de sus  salvadores le dice:
—Gracias a Dios se ha  salvado.
—No, gracias a Dios, no; me he salvado gracias a ese cardo, porque las intenciones

Chistes de Pareja:

Dos caballeros se movían  muy de prisa en el interior de un centro comercial, chocan. Uno le dice a  otro:
—Perdóneme Usted; es que busco a mi señora
—¡Qué coincidencia, yo también! , estoy ya desesperado
—Bueno tal vez le pueda ayudar.¿Cómo es su señora?
—Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, pechos  firmes, un trasero precioso, en fin muy bonita…….¿y la tuya?
—Olvídate de la mía , vamos a buscar la tuya.

El juez le pregunta a la mujer:
—«Digame: ¿Cuál es el motivo por el quiere divorciarse de su esposo?» Contesta la mujer:
—» Mi marido me trata como si fuera un perro» El juez interroga:
—«¿La maltrata, le pega?» No. Quiere que le sea fiel …

—Desde que mi mujer se marchó, la casa esta como vacía.
—¿La echas de menos?
—No, es que se llevó los muebles

Una pareja esta preparando  el divorcio:
—(mujer) Yo me quedo con el crio.
—(marido) ¿Y eso por qué?
—Pues porque es mío, no tuyo.
—… pero si tampoco es tuyo!
—¿Cómo que no? ¿Y quién lo parió?
—No sé. ¿Tú te acuerdas del dia que nació, estando en maternidad, que se hizo caca y me dijiste que lo cambiara?
—Sí.
—¡Pues LO CAMBIE!

Un hombre nota que está perdiendo la memoria y su mujer le dice:
—No te preocupes, pregúntale al vecino. Le ocurría lo mismo, y fue a un médico muy bueno que le resolvió el problema.
El hombre va a verlo y le pregunta; el vecino le contesta que es cierto. El desmemoriado dice:
—¿Cómo se llama ese médico?
—El médico… sí, hombre… lo tengo en la punta de la lengua… el médico… Eh… ¿Cómo se llama esa virgen que está en Francia que hace milagros?» —¿Lourdes?
—¡Eso! —llamando:—¡Lourdees! ¿Cómo se llama el médico ese de la memoria?

Dos amigos se encuentran por la calle:
—Hola como te va?
—Pues mira que me quiero hacer del Opus.
—¿Qué es eso?
—Pues mira que así tengo influencias y eso.Lo que pasa es que no puedo
tocar a una mujer en un mes.
—¿Tu crees que aguantaras?
—Ya veremos.
Al cabo de un mes se encuentran:
—¿Que, como va lo del Opus?
—Pues mira, no he podido aguantar, la primera semana lo pasé fatal, la
segunda un poco mejor, pero la tercera estaba igual que la primera, fatal.
Hasta el punto que un día a mi mujer se le cayó el pote de Nesquik y cuando se agachó para cogerlo ¡ÑACA!!!. Hasta el fondo!
—Y que, ¿te echaron del Opus?.
—Si, Y del supermercado

—¿Usted ha tenido bronquitis?
—Sí. Todos los días con mi mujer.

Un grupo de hombres está dentro de una sauna de un club cuando un móvil
suena. Uno de los hombres lo coge y contesta:
—¿Sí?
—¿Cariño, eres tú? Es que se oye fatal.
—¿Hola?
—¿Estás en la sauna?
—Sí
—Es que estoy enfrente de un escaparate de una tienda, viendo un abrigo
de piel precioso. ¿Puedo comprarlo?
—¿Cuánto vale?
—Pues 300.000 pesetas.
—Vale, y cómprate un bolso a juego, amor mío.
—Es que …, bueno, resulta que pasé por el concesionario de coches y
pensaba que igual era ya el momento de cambiar el nuestro, así que entré y pregunté y no sabes qué? Pues resulta que el BMW está en oferta y hay uno monísimo, que me ha gustado mucho.
—¿Cuánto vale el coche con la oferta?
—Sólo 6 millones, pero es que el coche es fantástico.
—Buuuuuueno, cómpralo y pide los accesorios, eh? Si sube un
poquitín más, como situación excepcional no me enfadaré.
Viendo que hoy todos sus pedidos «colaban», la mujer decidió arriesgarse.
—Cariño ¿recuerdas que mamá quería venir a vivir con nosotros?
¿te parece que la invite por un mes, como prueba, y el mes que viene lo
volvemos a hablar?
—Buuuuuuuuuueno, pero no pidas nada más, ¿eh?
—Sí, sí está bien. Ah, y te quiero mucho!!
—Yo también te quiero, un besito y te dejo.
—Al colgar el teléfono, el hombre se gira al grupo y pregunta:
—¿De quién es este móvil?

Un hombre estaba caminando solo por la playa y encontró una botella. Cuando la abrió, apareció un genio. El genio dice: «Por tu amabilidad te gratificaré con un deseo, pero sólo uno.» El hombre pensó por un momento y dijo: «Siempre he deseado ir a Hawai, pero nunca he sido capaz porque me da miedo volar, y los barcos me dan claustrofobia y mareos. Luego me gustaría una autopista desde aquí hasta Hawai.» El genio pensó por unos pocos minutos y dijo: «No, creo que no puedo hacerlo. Sólo piensa en todo el trabajo implicado con los pilares que se necesitan para mantener la autopista y cuan profundos deben insertarse en el fondo del oceano. Piensa en todo el pavimento que se necesitaría, la ecología que se modificaría. Me temo que es mucho pedir.» El hombre asintió y pensó por un minuto y le dijo al genio: «Hay otra cosa que siempre he querido. Me gustaría ser capaz de entender a las mujeres. ¿Qué las hace reir y qué las hace llorar, Por qué son tan temperamentales, ¿por qué es tan dificil salir con ellas? Básicamente, ¿qué las hace tictac? El genio pensó por unos minutos y dijo: « ¿Quieres la autopista con dos carriles o cuatro?»

Entra un borracho en un bar y dice con voz balbuceante:
—¡Feliz año  nuevo!
—  ¿Feliz año nuevo? ¿En pleno agosto?
—¿Ya estamos en agosto?  ¡Ay, mi mujer mee va a matar! Nunca había llegado tan  tarde…

—Vengo a pedir la mano de su hija
—¿Cual, la mayor o la menor?
—¡Ah! ¡¿No tiene las dos manos iguales?!

—Oiga, usted tiene fotos de su esposa desnuda?
—No, ¡por supuesto que  no!
—Pues mire, ¿le interesa comprar estas?

El dilema de ser hombre.
Si pones a una mujer en un  pedestal y la proteges de todos los males, eres un cerdo machista.
Si te quedas en casa y haces el trabajo del hogar, eres un calzonazos.
Si  trabajas demasiado, no tienes tiempo para ella.
Si trabajas poco, eres un vago y un inútil.
Si le dices lo bonita que  está, es acoso sexual.
Si no se lo dices,es la típica indiferencia machista.
Si  lloras,eres un rajao.
Y Si no lo haces eres un imbécil insensible.
Si le  regalas flores, es que buscas algo.
Si no se las regalas, se te olvidan los detalle

—Cariño, cuando cumplamos nuestras bodas de plata te voy a llevar a  Cancún.
—¿Y cuando cumplamos las de oro?
—Te iré a recoger.

Entra el marido borracho a casa y la mujer le dice:
—Pepe, dime algo con amor—y él responde rápido y gritando:
—AMORFA—

Dos amigos.
¿Oye, tú tuviste relaciones prematrimoniales con tu mujer?.
No, ¿y tú?.
Bueno, es que yo no sabía que iba a ser tu mujer.

Un viejo que ya había sobrepasado los 80 años acudió al sexólogo. Éste,  al verle en su consulta se sorprendió. Con enorme curiosidad, le  pregunta:
—¿Cuál es su problema, abuelo?
—Pues verá, doctor. El  primero no me cuesta, pero a veces el segundo es más difícil. Cuando llego al  tercero, incluso tengo palpitaciones. Y no digamos el cuarto; me deja totalmente  agotado…
—¿Y a su edad, qué es lo que pretende?
—Llegar al quinto piso, que  es donde vive mi novia…

El juez le pregunta a la mujer:
—«Digame: ¿Cuál es el motivo por el quiere divorciarse de su esposo?» Contesta la mujer:
—» Mi marido me trata como si fuera un perro» El juez interroga:
—«¿La maltrata, le pega?» No. Quiere que le sea fiel …

Un matrimonio se esta yendo a la cama, y el marido aparece con un vaso de agua y un par de pastillas blancas.
La esposa le pregunta :
—Oye, ¿qué es eso?
—Aspirinas, para ti.
—¡Pero si no me duele la cabeza!
—A—ja—jaaa…

—Pues mi mujer me ha dejado.
—Muchacho, lo siento, tiene que ser bien duro que te deje tu mujer.
—¿Duro? ¡Fue casi imposible!!